El post de hoy es ligero, pero incisivo, se lo aseguro. Para ello, lanzo dos preguntas:

  • Si trabaja por cuenta propia, – ¿tiene lista de espera en la puerta de tu negocio?.
  • Si trabaja por cuenta ajena, -¿hace cuánto que no le ofrecen un contrato que mejore el suyo? (insisto una vez más, no solo hablo de dinero).

Lleve este «ejemplo» a su vida:

  • Periodistas: 7.000.000
  • Periodistas, bilingües: 700.000
  • Periodistas, bilingües, nativos en @: 70.000
  • Periodistas, bilingües, nativos en @, con referencias: 7.000
  • Periodistas, bilingües, nativos en @, con referencias, que lleguen antes que el jefe y se vayan después: 700
  • Periodistas, bilingües, nativos en @, con referencias, que lleguen antes que el jefe y se vayan después, que solo piensen en contar historias reales: 70
  • Periodistas bilingües, nativos en @, con referencias, que lleguen antes que el jefe y se vayan después, que solo piensen en contar historias reales y se enamoren de su producto: 7

Este mismo embudo lo podemos hacer a nuestras empresas, de hecho, es lo que hago cuando voy a visitar a mis nuevos prospectos y les ofrezco las 7 mejoras gratuitas; primero, pico la piedra en bruto y luego la tallo hasta intentar convertir la piedra en un diamante y les aseguro que, solo de las montañas más duras, salen las formas más bellas.

Buen día

Primer libro de los Macabeos 4, 47-48

Luego tomaron piedras sin tallar, como manda la ley, y levantaron un altar nuevo, igual que el anterior. Restauraron el templo y consagraron el interior del edificio y los atrios.